jueves, 10 de octubre de 2013

Restauración de una BH Titán de carretera

Cada uno disfruta el mundo de la bicicleta como mejor sabe hacerlo, unos montan en bici y otros montamos bicis. Aunque no salga a rutear tanto como debiera, el tema de la mecánica y la restauración me aportan tanta satisfacción como las salidas domingueras a mis compañeros. Esta es la historia de cómo restauré una bicicleta de más de 40 años de antigüedad, y de cómo disfruté haciéndolo.

From 2013.10.09 Restauración BH Titán

En lo más hondo de un viejo trastero encontré un montón de hierros oxidados que en algún tiempo debieron ser parte de una bicicleta de carretera, el dueño del caserón me confirmó que se trataba de una BH Titán con 45 años a sus espaldas y me dio la posibilidad de elegir entre tirarla o intentar resucitarla. Le faltaban casi todos los componentes que hacen que una bici sea una bici y el resto estaban para el desguace. No tenía rodamientos en la dirección ni en las bielas, las cámaras y cubiertas se deshacían, el cambio trasero no existía, el desviador estaba partido así como una de las palancas de freno y el manillar doblado. Lo sensato hubiese sido llevarla al punto limpio pensando en darle una muerte digna, pero los retos me “ponen”, así que opté por la resurrección.

      

Componentes
Tras desmontar por completo el amasijo de hierros y gomas pasadas, hice acopio de todo lo que iba a necesitar:
  • Varios pliegos de lija
  • Botes de pintura y barniz en spray
  • Pegatinas para la decoración

Piezas que tenía por casa y podían servir:
  • Cassete de 7 piñones de montaña
  • Bielas y platos de carretera
  • Manetas de freno
  • Desviador de montaña
  • Sillín cedido por mi amigo David

From 2013.10.09 Restauración BH Titán

Compré las que faltaban, que eran bastantes:
  • Rodamientos para la dirección
  • Cadena
  • Cables y fundas
  • Cambio trasero
  • Llantas, cámaras y neumáticos finos pero con algo de taco

Y de la bici original aproveché:
  • Cuadro
  • Dirección
  • Horquilla
  • Tija
  • Potencia
  • Pedales metálicos
  • Pinzas de freno

From 2013.10.09 Restauración BH Titán

Manos a la obra
Por los componentes está claro que desde el principio tuve clara la intención de hacer algo mixto que me sirviera para ir a trabajar a diario por las carreteras del centro de Madrid, plagadas de baches y desniveles.

Todas las piezas que iban a ser pintadas pasaron por varias manos de lija fina sin eliminar del todo la pintura original (pues sirve de imprimación), a continuación 2 capas de pintura respetando los tiempos de secado y tras colocar las pegatinas de BH en blanco y algunas tiras reflectantes, una capa de barniz para unificar el resultado.

Y por último a montar. Siendo un poco manitas y siguiendo los miles de tutoriales que podemos encontrar en YouTube, el trabajo es laborioso, pero no difícil. Instalación de la dirección, colocación de las ruedas, bielas, frenos, cambios y cableado. Y por último ajustar los cambios, que en este caso tenía la complicación extra de hacerlo con palancas no sincronizadas de las que llevaban las antiguas bicicletas de carretera y que por supuesto quería conservar.

From 2013.10.09 Restauración BH Titán

El resultado final
Después de combinar elementos de diferentes tipos de bicicleta era de esperar que algo no funcionase “fino” del todo y así ha sido, no puedo usar el piñón más pequeño pues la cadena roza con un cuadro que no fue concebido para este tipo de cassete. Por lo demás funciona a la perfección teniendo en cuenta el tacto que hay que tener con este tipo de cambios.

From 2013.10.09 Restauración BH Titán

Y en cuanto a la estética, es un factor que siempre va unido a la subjetividad de cada uno, pero yo he quedado muy satisfecho con el resultado. Sé que os quedaréis con las ganas de dar una vuelta en ella, pero al menos podéis disfrutar de las fotos.

  

Abrazos y nos vemos en las carreteras,
Nano

16 comentarios:

  1. Qué pasada, vaya manitas que tienes colega.

    ResponderEliminar
  2. Que envidia saber y poder hacer esas cosas. Te ha quedado muy chula!

    ResponderEliminar
  3. Alucinante Nano, eres un artista. Está chulísima y el toque de las guias de los cables en blanco y negro le dan un toque genial !!
    Ya sé a quien voy a liar para restaurar mi BH de cuando tenía 5 añitos !!
    Enhorabuena y a disfrutarla

    ResponderEliminar
  4. A riesgo de parecer el tocapelotas, hubiera molado que pusieras el mismo manillar; por el resto, ¡¡Genial!!

    ResponderEliminar
  5. Qué pasada Nano!
    Te ha quedado impresionante!
    Eres un crack!

    ResponderEliminar
  6. Mola!!!!!. Un trabajo de chinos.

    Un saludo. David.

    ResponderEliminar
  7. Gracias chicos, ya tenéis mecánico cuando queráis

    ResponderEliminar
  8. soy un clasicon y la ubiera restaurado y a berla dejado orijinal aora kiera o no a perdido el encanto de las clasicas . pero esta bien

    ResponderEliminar
  9. caram. Jo en tenia una com aquesta comprada el 1975... impressionant!!!

    ResponderEliminar
  10. ¡Está genial!. Yo tengo una idéntica, y me gustaría ponerle cubiertas nuevas. ¿Sabes qué diámetros lleva la original para comprárselas? Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando la restauré tuve que cambiar las ruedas completas y le puse llantas de 700 y cubiertas de 35 para hacerla más polivalente (no rozan en el cuadro). Las llantas originales también son de 700 pero las cubiertas son de 23 o 28 como cualquiera de carretera.
      Te dejo los enlaces de las que puse:
      Llantas: http://www.decathlon.es/rueda-trasera-700-cassette-id_8005016.html
      Cubiertas: http://www.decathlon.es/neumatico-polivalente-700x35-transworld-id_8026693.html

      Eliminar
  11. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  12. Muy chulo el resultado. Una duda: la capa de barniz se la diste con las pegatinas ya puestas? O primero el barniz y después las pegatinas? Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tras el secado de la capa de pintura negra puse las pegatinas y a continuación dos capas de barniz con los tiempos de secado oportunos entre capa y capa. De esta manera te aseguras un mejor acabado y que las pegatinas no comiencen a desprenderse por las esquinas con el paso del tiempo y los roces. Saludos.

      Eliminar
  13. Con el manubrio curvo hubiese quedado mejor pero igual esta muy bien el resultado

    ResponderEliminar